Seguinos en nuestras redes

Sociedad

Ni besos ni abrazos, pero tampoco choque de codos o puños: cómo saludarse correctamente para protegerse del coronavirus

Publicado

on

La OMS cambió de opinión y ahora desaconseja cualquier intercambio con contacto físico

Hace ya ocho meses que la pandemia del coronavirus pone en jaque al mundo. Desde el brote en Wuhan, la ciudad china donde todo comenzó en diciembre pasado, más de 900 mil personas murieron y casi 29 millones se contagiaron.

Y mientras la comunidad científica internacional lucha por conseguir una vacuna que permita dar esperanzas al planeta, la vida se ha modificado sustancialmente. Lo que llaman “la nueva normalidad” hizo que los hábitos de sociabilización cambiaran y esas transformaciones atravisan nuestras vidas familiares y laborales. Las fronteras se cerraron y sólo se abrieron parcialmente, miles de familias quedaron separadas, las cuarentenas superaron largamente los 40 días y el distanciamiento que empujó a la soledad a millones de personas.

En este camino, las reglas tampoco fueron claras. Es que al ser un virus nuevo, las autoridades sanitarias fueron cambiando sus recomendaciones y con esos giros, alimentaron la confusión.

La Organización Mundial de la Salud, muy cuestionada por su reacción tardía a la pandemia, primero no recomendaba el uso de mascarilla. El propio director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en conferencia de prensa que los barbijos eran solo para los enfermos o los trabajadores de la salud. Con el correr de los meses ya nadie se atreve a salir a la calle sin un tapabocas. “Llaves, dinero y tapabocas”, suele ser la fórmula que todos repasamos mentalmente antes de abrir la puerta.

Con los niños sucedió lo mismo: primero se dijo que no se contagiaban, luego que eran los principales “vectores” de la enfermedad y, ahora, no hay consenso científico sobre cuán peligrosos son.

Las idas y vueltas en cuanto a las recomendaciones se ampliaron con el correr de los meses: en ese limbo quedó la actividad física, si el virus se transmite a través de los objetos, si permanece suspendido en el aire…

Y ahora, cuando ya nos habíamos acostumbrados al choque de codos como saludo, una nueva directriz lo cambia todo. Si los besos y los abrazos estaban vedados desde el principio, ahora se suma a esa lista de prohibiciones el choque de codo, de pies y de puños.

Según el director general de la OMS, se debe evitar el choque de codos. “Al saludar a las personas es mejor evitar golpes en el codo porque te sitúan a menos de un metro de la otra persona”, explicó en su cuenta de Twitter.

“El chocar de codos que tanto estamos viendo es, en mi opinión personal, un saludo de cierto mal gusto, poco higiénico y que, además, no cumple con la normativa actual que hay en España sobre el distanciamiento social obligatorio”, explicó a ABC Carlos Fuente Lafuente, director del Centro de Formación de Protocolo, ISEMCO y exjefe de Protocolo de la Fundación Princesa de Asturias

Si con los codos no, con los puños menos. Este saludo es muy popular entre los políticos latinoamericanos. El presidente argentino Alberto Ferández, lo utiliza muy seguido. Y los deportistas también lo hicieron propio. Sin embargo tampoco es recomendable, porque para llegar a unirse en un saludo de puños las personas también deben acercarse, quebrando el cerco de 1,5 metros recomendado para no contagiarse ni contagiar.

Queda el de pies, bautizado en las redes como el “Wuhan Shake”, por la ciudad donde se originó el virus. Pero volvemos a lo mismo: las piernas pueden no ser tan largas como para distanciar a las dos personas.

Entonces, ¿cómo saludarse en tiempos de pandemia? Tedros Adhanom Ghebreyesus recomienda usar un saludo sin contacto, como poner la mano sobre el corazón, desde una distancia de separación de al menos un metro.

Tom Freiden, ex director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, aconseja hacer el “Namasté”, un saludo del sudeste asiático que consiste en acompañar esta palabra con juntar las palmas de las manos a la altura del pecho e inclinarse hacia adelante en señal de respeto.

No importa cómo lo hagas, lo que queda claro es que el contacto está vedado. Cualquier inclinación hace que las personas se encuentren a una distancia menor a la recomendada y eso es sinónimo de riesgo. La prohibición, sin embargo, abre la puerta a la originalidad…

Sociedad

Un Curso Municipal de oficios donó mantas al Hogar de Ancianos

Publicado

on

By

Los alumnos del Curso de Telar y Tinte, que dicta Andrea Burgueño, donaron 36 abrigos confeccionados por ellos especialmente para los adultos mayores que residen en el lugar.

El Curso Municipal de Oficios de Telar y Tinte donó este viernes 36 mantas de lana a los residentes del Hogar Municipal de Ancianos.

Acompañadas por Elisa Abella y la secretaria de Salud, Cecilia Acciardi, las alumnas y alumnos entregaron el material especialmente confeccionado para los adultos mayores, para que puedan atravesar la época de bajas temperaturas de forma cálida.

Los abrigos fueron realizados con todos las herramientas y conocimientos que brinda la profesora del curso, Andrea Burgueño, durante las clases gratuitas utilizando lana de muy buena calidad otorgada por la Secretaría de Inclusión, Educación y Cultura del Municipio.

La entrega se concretó en las instalaciones del hogar y los residentes se mostraron muy contentos y agradecidos por recibir las mantas que cada uno de sus puntos fueron tejidos con mucho amor.

“Estoy feliz de compartir este momento y que también una propuesta que se le brinda a los vecinos de forma gratuita sea un puente para generar acciones solidarias que traen grandes beneficios no solo por lo material sino por lo emocional”, enfatizó Elisa Abella tras participar de la entrega.

Sigue leyendo

Sociedad

La mediación comunitaria, un espacio de diálogo para resolver conflictos vecinales

Publicado

on

By

En la ciudad, el Centro de Mediación Comunitaria ya intervino en más de 70 situaciones problemáticas. El proceso es gratuito, confidencial, voluntario y para iniciarlo no se necesita el patrocinio de profesionales de la abogacía.

Perros que ladran todo el día o que causan temor, ruidos que molestan, disputas por espacios de estacionamiento, filtraciones de humedad, basura acumulada, raíces que levantan veredas, humo y olores indeseados… Son problemas cotidianos que desgastan la convivencia e incrementan el malestar entre vecinos o instituciones. Por ello, su solución tiene un valor sumamente importante.

Y para llegar a ese acuerdo, sin la necesidad de judicializar el problema en cuestión, en nuestra ciudad funciona el Centro de Mediación Comunitaria, que depende de la Secretaría de Seguridad y Prevención del Municipio y funciona en Jacob 662, de lunes a viernes de 8 a 14 horas.

“La mediación comunitaria es gratuita, confidencial, voluntaria y para iniciarla no se necesita el patrocinio de profesionales de la abogacía”, explica Romina Buzzini, subsecretaria de Prevención y Relaciones con la Comunidad.

“Es un proceso de diálogo entre dos o más personas o instituciones afectadas por una problemática, guiado por un mediador o mediadora, en la búsqueda de una solución consensuada de la controversia que los afecta”, agrega.

Su objetivo es que las partes enfrentadas encuentren en la Mediación Comunitaria “un espacio de diálogo” y también la ayuda gratuita de “un profesional neutral” que pueda facilitar la comunicación entre las partes y proponer caminos de solución.

“Este proceso puede ser la diferencia entre un simple problema y un conflicto que termine con graves consecuencias para los involucrados”, destaca Buzzini.

La Mediadora Comunitaria de la Municipalidad de Campana es la Dra Raquel Abdul. “El rol del mediador no es imponer una medida, sino que, al tratarse de un proceso voluntario, busca un acuerdo en base a los intereses de los propios involucrados”, marca sobre su función.

Si la mediación comunitaria resulta exitosa y las partes alcanzan un acuerdo, la mediadora define un seguimiento del cumplimiento del pacto, quedando a disposición de las partes para responder consultas o inquietudes.

“Lo positivo de esto es que, más allá de la disputa que se trate, el punto de partida es que las dos partes tienen un objetivo en común, que es resolver el problema y eso ya de por sí es un avance significativo. En la mediación se pasa del enfrentamiento a buscar juntos la solución al problema”, señala Abdul.

En nuestra ciudad, el Centro de Mediación Comunitaria ya intervino en más de 70 situaciones problemáticas, logrando llegar a un acuerdo con las partes, logrando así preservar la convivencia vecinal.

Sigue leyendo

Sociedad

MATERIAL APORTADO POR EL CIMOPU FUE CLAVE PARA  ESCLARECER UN ROBO A UNA CASA CENTRICA

Publicado

on

By

Las cámaras del CIMoPU, las lectoras de patentes y el trabajo del Gabinete Forense fueron fundamentales para identificar el vehículo en que se movilizaba los autores de un escruche en Laprida al 500. Así se concretó un allanamiento en CABA, donde se secuestró la camioneta utilizada y se recuperó parte de los elementos robados.

Tal como se conoció la semana pasada respecto al esclarecimiento del hurto de dos motos, la tecnología incorporada por la gestión del intendente Sebastián Abella para el área de Seguridad del Municipio volvió a ser clave para la investigación y el esclarecimiento de un ilícito.

En esta oportunidad, las cámaras del CIMoPU, las lectoras de patentes y el trabajo del Gabinete Forense fueron fundamentales para identificar el vehículo utilizado para concretar un robo en una casa ubicada en Laprida al 500.

Según informó la Secretaría de Seguridad y Prevención Ciudadana del Municipio, el hecho ocurrió el pasado 15 de junio en horas de la mañana, en ausencia de los moradores de la vivienda. Pero tras un “minucioso análisis” de las cámaras de la zona y de las lectoras de patentes se logró establecer que los autores del robo se movilizaban en una camioneta Volkswagen Amarok de color gris, al tiempo que se identificó su dominio y los lugares por los que ingresó y egresó de la ciudad.

Con esa información a disposición, la UFI interviniente y efectivos de la DDI Zárate-Campana avanzaron en la pesquisa, logrando precisar la identidad del titular y su domicilio como así también que, a través de las redes sociales, estaba ofreciendo a la venta distintos elementos electrónicos que coincidían con lo robado.

Por ello se libró una orden de allanamiento, procedimiento que fue concretado junto a Policía Federal por tratarse de un domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Así se logró secuestrar el vehículo mencionado y recuperar parte de los elementos sustraídos de la casa ubicada en Laprida al 500, al tiempo que se elevó el pedido de captura del sujeto identificado.

Sigue leyendo

Trending

Copyright © 2011 INFOZC NOTICIAS