Seguinos en nuestras redes

Deportes

A 20 años de la muerte de Luis Rubén Di Palma

Publicado

on

Luis Rubén Di Palma, uno de los mejores pilotos en la historia del automovilismo argentino, no sólo fue conocido como “El Loco de Arrecifes” sino también por haber ganado una competencia de Turismo Carretera, con sólo 19 años.

A dos décadas de su desaparición física, la figura del otrora crack se agiganta cada vez más, a punto tal que sostiene un record que sólo algunos pocos privilegiados pueden ostentar: ganar con las cuatro marcas una carrera de TC, la más popular de las divisiones del automovilismo local.

Ese sábado 30 de septiembre de 2000, el creador de la dinastía Di Palma (luego corrieron sus hijos José Luis, Marcos y Patricio, además de sus nietos Luis José y Stéfano) se mató a los 55 en un accidente aéreo, haciendo verdad esa premonitoria sentencia de que “me voy a morir mucho antes de volverme viejo”.

En la fatídica jornada de su muerte, el “Loco” amaneció trabajando en su taller para acondicionar un Torino que debía volver a las pistas.
Desde La Pampa, su hijo Marcos, quien debía clasificar para una carrera del Top Race, le pidió a través del teléfono: “Papá, dame una mano para carburar el motor”.

Sin demorar nada, Luis se subió casi como acto reflejo al helicóptero Bell 402 y partió en ayuda de uno de sus descendientes.

Pero el “Viejo” o “Loco” nunca regresó a su Arrecifes a seguir en el armado del Torino, porque a las 17.30 de ese sábado fatídico, su helicóptero cayó en el campo “10 de noviembre”, a 30 kilómetros de Carlos Tejedor.

La noticia estremeció al mundo automovilístico, sin distinción de generaciones. Todos sabían qué significaba el mayor de los Di Palma para la actividad.

Otra gloria de Arrecifes, Carlos Pairetti (excampeón de TC en 1968) dijo sin dudar, cuando se lo consultó: “(Luis) Di Palma fue uno de los mejores cinco pilotos que dio la historia de este país”.

Otro coterráneo como José Froilán González, subcampeón de Fórmula 1 en los ’50, se pronunció en idéntico sentido y sostuvo que “el ‘Loco’ fue un grande en todo sentido”.

“Un día nos invitó don Luis Landriscina a su pueblo, Villa Ángela, en el Chaco, y le dije a Di Palma que viajemos juntos”, reveló Froilán, ganador de la primera carrera que obtuvo Ferrari en la Fórmula 1, en 1951. “Me dijo que iríamos en su helicóptero pero se entretuvo jugando al fútbol”, agregó el “Cabezón” González, en un recuerdo periodístico que difundió el sitio Campeones.

“Al final salimos pero era de noche. No quería desconcentrarlo y no le hablaba, pero este tipo, de repente, aterrizó con la única referencia de dos autos con los faros encendidos al comienzo y final de una pista. Lo quería acogotar del susto que tenía”, narró Froilán, que falleció en 2013.

Di Palma nació el 27 de octubre de 1944. De niño ya hacía travesuras con la moto de su padre por las calles de Arrecifes y él mismo reflejaba que aprendió a “poner marcha atrás a 130 kilómetros por hora, con el Bergantín” de su progenitor.

Se hizo amigo de otro excorredor, Carlos Marincovich, y trabajó en una parrilla llamada “El Patrullero”.

Pero Luis Rubén pretendía un empleo en un taller y lo consiguió, primero, barriendo el lugar donde se preparaba la máquina de “Tim” Pairetti.

Un día, un señor llamado Julio Castellani pretendió comprar un camión y, como parte de pago, dejó una cupé Ford de TC. Los mecánicos del taller le dijeron al “Loco”: “Te lo vamos a acondicionar para que corras en el Gran Premio Argentino de Carretera”.

A Luis Rubén le brillaron los ojos cuando abrieron el portón y vio entrar el automóvil. En la segunda etapa de la carrera, Di Palma volcó y abandonó.

Aunque su acompañante, Roberto Aguirre, abuelo de Valentín, hoy figura del TC, le dijo a todo Arrecifes: “Estamos en presencia de un futuro campeón”. Por supuesto, todos le creyeron.

El 30 de mayo de 1964, con sólo 19 años, Di Palma ganó la Vuelta de Arrecifes, con una cupé Chevrolet. Dos años después se impuso en el autódromo de Buenos Aires con Dodge, mientras que el 5 de octubre de 1967 triunfó en Junín, con un Torino.

Pero el crack de Arrecifes se dio el gusto de ser el primero en cruzar la bandera a cuadros en Buenos Aires, en compañía de su hija Andrea, el 13 de septiembre de 1998, con Ford, cuando el documento marcaba que era “un pibe de 53”.

La hazaña de Di Palma de ser el ganador más joven del TC, la quebró el afincado en Arrecifes, Tomás Catalán Magni, quien a los 18 años, 6 meses y 30 días, festejó en 2017 en pareja con el chaqueño Juan Manuel Silva en los 1.000 kilómetros del TC en el porteño autódromo Oscar y Juan Gálvez

Di Palma integró la llamada “Misión Argentina”, que corrió en 1969, con automóviles Torino, en el tradicional trazado de Nürburgring
“Fue un trabajador obsesivo, incansable. Tuvo un talento y un coraje inigualable”, sostuvo Oreste Berta, el preparador de motores conocido como “El Mago de Alta Gracia”.

Di Palma fue campeón de TC en 1970 y 1971 con Torino, en Sport Prototipo (1971 y 1972), con Berta Tornado; Fórmula 1 Argentina (1974 y 1978), con Berta Tornado y Pianetto Dodge.

El “Loco” también se adjudicó un campeonato de TC 2000 (1983), con un Dodge 1500; y uno de Supercart (1993), con un Torino.

Sigue leyendo

Deportes

Alfredo Lista es el nuevo presidente de Villa Dálmine

Publicado

on

By

Alfredo Lista fue elegido como nuevo presidente del Club Villa Dálmine para el período 2022/2026.

El candidato de “Vamos x Más” logró el 55% de los votos y se impuso por 335 a 273 a la lista de “ADN Violeta”, encabezada por Mario Smith.

Mesa 1
309 votantes
185 Lista
125 Smith
1 blanco

Mesa 2
298 votantes
150 Lista
148 Smith
0 blanco

Sigue leyendo

Deportes

Gimnastas del Club Ciudad siguen participando de los Torneos Metropolitanos

Publicado

on

By

En esta oportunidad se desarrollaron las competencias de Nivel C1 de las categorías Pre-Infantil y Juvenil.

En la continuidad de los Torneos organizados por la Federación Metropolitana de Gimnasia (FMG), representantes del Club Ciudad de Campana se presentaron el pasado domingo en el Club Defensores de Santos Lugares en las competencias de Nivel C1.

En la categoría Pre-Infantil (9-10 años) participó Isabella Zupo, quien obtuvo el 4º puesto luego de completar sus rutinas en Salto, Viga, Barras Paralelas y Suelo, acompañada por la profesora Camila Prada.

En tanto, en la categoría Juvenil se presentaron Agustina Leguizamón, Josefina Vecchio y Constanza Ruffo, quienes se clasificaron 17ª, 24ª y 41ª, respectivamente, en una competencia que contó con un gran número de gimnastas y en la que también se desarrollaron rutinas en Salto, Viga, Barras Paralelas y Suelo.

Sigue leyendo

Deportes

“Hoy, Villa Dálmine es un club ordenado y en crecimiento”

Publicado

on

By

Así lo aseguró el actual Presidente de la institución, Diego Lis. Por su parte, el vicepresidente Héctor Fillopski remarcó que el predio de divisiones juveniles “creció como nunca antes en los últimos cuatro años gracias al apoyo de la Comisión Directiva”. Ambos recorrieron las instalaciones y las obras en marcha junto a Mario Smith, candidato de la lista ADN Violeta.

Sábado a la mañana en el predio “Héctor Fillopski” de divisiones inferiores de Villa Dálmine. El movimiento de chicos y familias es constante: en la cancha principal, los juveniles están jugando frente a Ferro Carril Oeste por el Torneo Juvenil de Primera Nacional de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA); mientras en la cancha 2, las categorías infantiles se miden con Lima FC por el Torneo Infanto Juvenil de la Liga Zarateña.

Así de intensa es la actividad en “el predio”, donde, diariamente, más de 500 chicos y chicas juegan al fútbol en las diferentes categorías de la institución Violeta, desde la Escuelita hasta Cuarta División.

“Nuestro semillero es nuestro mayor orgullo. Muchos juzgan únicamente si los chicos llegan a Primera o no, pero la tarea del club no es solamente convertir jugadores amateurs en profesionales. Es formarlos como personas, acompañar sus sueños y ofrecerles un espacio de contención. Y nosotros hemos mejorado muchísimo la estructura de trabajo y las instalaciones con las que contamos”, explica el actual Presidente de la institución, Diego Lis, junto al vicepresidente Héctor Fillopski, alma mater del predio que, justamente, lleva su nombre.

“Tener a Filo es una ventaja enorme. Por su dedicación, su capacidad de trabajo y gestión y por su amor al club”, lo elogia Lis, al tiempo que levanta la mirada para mostrar los avances que ha tenido el predio en estos últimos años: la construcción de nuevas canchas (se está terminando “la 4”, que será para uso exclusivo del plantel profesional) y del gimnasio y salón de usos múltiples, el movimiento de suelo para otras dos canchas de fútbol y una de hóckey sobre césped.

“El predio creció como nunca antes en estos últimos cuatro años gracias al apoyo de la actual Comisión Directiva. En los años previos a la llegada de Diego a la presidencia tuve que navegar solo”, manifiesta Fillopski, quien comparte una recorrida por el lugar y sus obras junto a Lis y Mario Smith, candidato a Presidente por la Lista ADN Violeta.

Lis quedó al frente del Violeta en marzo de 2018, luego de la renuncia de Alfredo Lista. “Como Vicepresidente primero me encargaba principalmente de las divisiones juveniles y de cuestiones administrativas y logísticas del plantel profesional. Y cuando renuncia Alfredo, de un día para el otro, me encontré con la gran responsabilidad de tener que sacar adelante un club que estaba en una crisis financiera terrible”, recuerda Diego sobre aquel momento.

“Rápidamente empecé a trabajar con gente que ya estaba en el club y que no estaba siendo tenida en cuenta para la administración, como el asesor financiero que teníamos. Fue un tiempo muy difícil, porque había una deuda muy grande con jugadores, cuerpo técnico y empleados del club y una gran cantidad de cheques entregados sin respaldo alguno”, detalla Lis.

Por entonces, Villa Dálmine estaba muy complicado con los Promedios. Aunque, al mismo tiempo, el equipo estaba haciendo una buena campaña. “Por suerte pudimos contener la situación económica-financiera y el plantel no solo terminó asegurando la permanencia, sino que también clasificó al Reducido y estuvo muy cerca de dar un batacazo histórico ante San Martín de Tucumán en el Reducido por el ascenso a Primera División”, rememora Lis.

Y en el repaso de su gestión, el todavía Presidente Violeta también marcó que para la Temporada 2018/19, a pesar de la difícil situación, “se armó otro gran plantel con jugadores como Matías Ballini, Fernando Alarcón, Emmanuel Molina, Mariano Miño e Ijiel Protti”. Aunque, en ese campeonato no le alcanzaría para ingresar al Reducido, más allá que peleó hasta el final.

Después de esa campaña, Lis apostó por una decisión “poco simpática” y le abrió la puerta a un grupo inversor “con el objetivo de equilibrar las cuentas” del club. “Es que en 2019 nos llegó una verificación de AFIP por facturas apócrifas de la gestión del anterior presidente y nos surgió también una deuda de 7 millones de pesos por evasión impositiva que, gracias a una moratoria, la vamos a terminar de pagar en 10 años”, explica.

“Y aunque enfocamos el trabajo en ordenar y levantar a la institución, también pudimos armar un muy buen plantel con jugadores como Alejandro Maciel, Matías Ballini, Brian Orosco y Catriel Sánchez, entre otros”, recuerda. Sin embargo, esa temporada futbolística no terminó: la pandemia interrumpió el campeonato y generó nuevos inconvenientes.

“Se nos cayeron los sponsors y se bajaron muchos socios. Esto incidió mucho en lo que sucedió luego, porque a finales de 2020 y luego en 2021 optamos por mantener el orden financiero e institucional, aunque ello nos provocara algún ruido en lo deportivo. En cambio, sin perjuicio de que estamos muy lejos presupuestariamente del 80% de los clubes de la categoría, este año sí formamos un plantel que creíamos que iba a ser competitivo y obtener mejores resultados. Lamentablemente, el equipo no ha rendido de acuerdo a las expectativas, pero confiamos que con el trabajo diario de todos se va a salir adelante”, aclara sobre la actual temporada.

Así, llegando al final de su mandato como Presidente de la institución, para Lis es el momento del balance: “Fueron cuatro años muy intensos, con muchas complicaciones a nivel económico y financiero. Pero nos repusimos y hoy, Villa Dálmine es un club ordenado y en crecimiento. Encaramos muchas obras, como la ampliación de la platea, que estuvo suspendida por la pandemia, y las ya mencionadas en el predio de juveniles. También renovamos y modernizamos muchos de los espacios del estadio y jerarquizamos el cuerpo médico. Quizás, 2021 y 2022 no fueron buenos años en lo deportivo, pero de a poco vamos viendo también cómo aparecen cada vez más jugadores de inferiores en el plantel profesional: hoy están Salerno, Solveyra, Albano, Olguin, Carlucci, Umeres y Nouet, entre otros. Y en el plano institucional faltó poder terminar el trámite de las escrituras del estadio, que es algo que ya está encaminado con la contratación de un estudio jurídico especialista, ya que no lo pudimos finiquitar antes por errores que Personas Jurídicas nos marcó en los Balances de 2010, 2011 y 2012. Pero ya hemos avanzando en ese aspecto y seguramente se podrán firmar en el corto plazo”.

A partir del próximo mes, Lis dejará de ser el Presidente de Villa Dálmine, pero seguirá ligado al club si Mario Smith resulta ganador de las Elecciones del jueves, dado que va como Secretario en la Lista ADN Violeta. “Estamos muy entusiasmados con el grupo que se armó y con los proyectos que hay en carpeta. Estoy seguro que Mario hará un gran trabajo, porque es alguien que lleva al club en la sangre. Además, en la lista hay gente fundamental como Héctor Fillopski y muchos jóvenes con ganas de trabajar por la institución”, cierra.

– LIS JUNTO A MARIO SMITH Y HÉCTOR FILLOPSKI, EN LA NUEVA CANCHA 4 DEL PREDIO DEL CLUB, LA CUAL SERÁ UTILIZADA EXCLUSIVAMENTE POR EL PLANTEL PROFESIONAL.

Sigue leyendo

Trending

Copyright © 2011 INFOZC NOTICIAS

ESPECIAL ANIVERSARIO DE CAMPANA


This will close in 20 seconds