Depilación definitiva: qué tenés que saber para evitar riesgos Destacado

  • 29 Agosto, 2017
  • Publicado en Vida y Ocio
  • Valora este artículo
    (0 votos)

Recientemente se conoció el fallo a favor de una mujer que sufrió quemaduras durante una sesión de depilación definitiva con "luz pulsada". Entremujeres consultó a varios dermatólogos especialistas en el tema para conocer cómo funcionan y qué hacer para evitar riesgos.

 

Recientemente se conoció el fallo a favor de una mujer que sufrió quemaduras durante una sesión de depilación definitiva con "luz pulsada". Después de haber sufrido más de 150 lesiones de primer grado, la justicia resolvió que la empresa a cargo del tratamiento deberá pagarle más de cien mil pesos a Constanza María Victoria Picciani en concepto de compensación por los daños causados. En ese marco, Entremujeres consultó a varios dermatólogos especialistas en el tema para conocer cómo funcionan y qué hacer para evitar riesgos durante la depilación definitiva.

¿Cómo funciona cada uno?
Los métodos de depilación existentes están basados en láser o luz pulsada (IPL). "Ambos funcionan con el concepto de fototermólisis selectiva [la destrucción de una estructura celular a través del aumento térmico inducido por un láser]. Eso es una luz -complementaria del pigmento del pelo- que logra calentar el pelo hasta destruirlo sin destruir la piel", explica el doctor Sergio Korzin, cirujano plástico y directo del centro Lasermed.

"El láser produce un potente haz de luz de determinada frecuencia, que se emite sobre la piel durante una fracción de segundo, pasando así a través de la piel hasta llegar al folículo piloso, donde el pigmento que lo rodea absorbe su energía. El intenso calor destruye definitivamente el folículo, mientras la piel queda protegida contra el calor mediante un sistema de refrigeración que enfría la piel alrededor del pelo, protegiéndola así del calor que desprende el rayo láser", detalla la doctora Laura Campanelli, de Depilación Médica Definitiva. Por eso, el paciente "ideal" es aquel que tiene una piel clara y un pelo lo más oscuro posible para que haga un buen contraste. Por eso, no funciona en los pelos canosos y cuesta mucho trabajo en los pelos rubios o muy claros.

Así, los tratamientos se caracterizan por lo siguiente:

Luz pulsada intensa: este tratamiento consiste en la utilización de equipos con un cabezal que emite un flash de luz, con una amplitud y rango lumínico mayor, pero menos específica en la zona a tratar. Por ese motivo, el bulbo piloso se reduce y no desaparece completamente, con lo cual se necesitan más cantidad de sesiones, sin desaparecer por completo y pudiendo reaparecer. Es prácticamente indoloro pero, si bien suele ser más barato, también es un poco más lento que la depilación láser. Además, es más fácil tener complicaciones, ya que requiere de una habilidad especial del operador.
Láser de diodo: es un láser diseñado especialmente para eliminar el vello no deseado, de manera fácil y rápida. Se utiliza una luz monocromática, mejor absorbida por la melanina y más precisa, lo que le da un mayor índice de seguridad. Se puede eliminar prácticamente todo tipo de vello -siempre que éste tenga pigmento- y en cualquier zona del cuerpo, como por ejemplo el rostro, la barbilla, los brazos, las piernas, el pecho, las axilas, las ingles (línea de bikini) y la espalda. Dentro de los láseres en general existen dos grandes categorías: los láseres de disparo punto a punto y los láseres de barrido -suelen ser menos dolorosos y tendrían menos riesgos-.
"El número de sesiones dependerá del grosor, del color del vello de cada paciente y de la región que quiera tratarse. Sin embargo, mientras la depilación láser elimina el vello corporal a través de un sistema de luz monocromática (de un solo color), la luz pulsada intensa (IPL) es un tipo de tecnología con tratamientos que utilizan luz policromática (es decir, de varios colores) para eliminar los folículos pilosos o, lo que es lo mismo, la raíz de los pelos", explica la doctora Laura Mijelshon, directora del Centro Piel y Estética.

Cuidados para evitar riesgos
Los profesionales consultados por Entremujeres compartieron una serie de recomendaciones para tener en cuenta a la hora de elegir el lugar y el profesional para llevar a cabo la depilación:

Habilitaciones correspondientes. Es de vital importancia que sea un centro habilitado por Salud Pública y por la Municipalidad con el control de Radiofísica Sanitaria de Salud Pública, que garantiza que los equipos están homologados y que el médico está entrenado y puede hacer la depilación.
Experiencia médica. El centro debe ser asistido por profesionales médicos que dispongan los títulos y diplomas habilitantes para realizar los tratamientos ya que, de surgir algún inconveniente, dispondrán de los conocimientos necesarios para brindar una solución adecuada.
Medidas de seguridad e higiene. Es importante que el lugar mantenga las medidas de seguridad necesarias y normas de asepsia e higiene correspondientes para realizar el procedimiento. Por ejemplo, no debe haber superficies reflectantes, los médicos y los pacientes tiene que usar gafas específicas, etc.
Tecnologías de calidad. Se recomienda que el paciente tenga en cuenta con qué tecnología será tratado. Por eso, se puede preguntar cuál es el aparato que se usará e investigar si el mismo fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). "Hay que desconfiar de los equipos de luz pulsada de procedencia dudosa ya que estos equipos de mala calidad, por un lado, son menos eficientes -el paciente paga menos por un tratamiento pero no recibe un buen resultado-, y por otro y más grave, tienen mucha más chance de quemar", explica Korzin.

Las chances de una pequeña quemadura siempre existen porque es un procedimiento médico pero es algo que está realmente minimizado. De producirse quemaduras a partir del tratamiento de depilación, la doctora Mabel Salerno, médica dermatóloga de la Clínica San Camilo, recomienda "realizar reposo, no tomar sol para evitar cicatrices y utilizar siempre protección solar al exponerse al sol y así evitar pigmentaciones. Sobre las áreas afectadas se debe aplicar frío, cremas con corticoides por 5 días y aloe vera en gel como descongestivo, el cual debe ser siempre colocado en la heladera".

 

Calendario

« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30