Cómo tenés que comer, según cada fase del ciclo menstrual Destacado

  • 15 Abril, 2017
  • Publicado en Vida y Ocio
  • Valora este artículo
    (0 votos)

La ginecología natural te da herramientas para conocer mejor las fases de tu menstruación y utilizar plantas medicinales y variedades de alimentos para sentirte más equilibrada.

 

Nos nutrimos del aire, agua, luz y alimentos. Lo que ingerimos es fundamental para nuestra vitalidad. Así lo demuestra nuestra salud cuando decae por vivir en un aire contaminado, sin luz del sol o con alimentos dañinos. Muchas enfermedades o malestares se deben a una alimentación deficiente y desequilibrada. Esto influye bastante en nuestra energía y estado anímico, por lo que revisaremos algunas recomendaciones alimentarias para cada fase de tu ciclo.

 

Las cuatro fases de nuestra energía cíclica
Ejemplificaremos el tiempo que dura cada fase del ciclo con uno de veintiocho días, para así ordenar las etapas. Ordená tus fases según la duración de tu propio ciclo.


Etapa menstrual
Desde el día 1 al 5 (o hasta que se termine la sangre). El primer día de la menstruación se conoce como el primer día de todo el ciclo. El sangrado ocurre debido a la no fertilización del ovocito. En estos días se generan movimientos energéticos intensos desde nuestro útero para desprenderse de su capa anterior. La energía se concentra en la glándula pituitaria y nuestra matriz enfoca toda su energía para bajarla a la tierra. Esto se siente en nuestro estado anímico y emocional de manera aguda.

Plantas medicinales

Estas plantan te acompañarán este período con propiedades antiinflamatorias, calmantes y digestivas, al actuar sobre el sistema digestivo, el sistema nervioso central y la matriz.

• Milenrama: Infusión de una cucharadita de hojas por taza de agua. Bebé hasta dos tazas diarias durante tu ciclo.

• Valeriana: Tiene un efecto relajante.

• Ortiga: Bebé infusión de ortiga con diente de león para depurar y compensar la pérdida de sangre.

• Jengibre: Ayuda a reducir la tensión y los calambres.

Alimentación

Tomá mucha agua.
Bajá tu consumo de sal, azúcar y harinas refinadas.
Evitá el consumo de carnes rojas, embutidos y lácteos.
Priorizá alimentos ricos en potasio, como legumbres, germen de trigo, maní, palta, sésamo, nueces, etc. El potasio ayuda a regular los líquidos en el organismo, además de determinar la contracción o relajación de los músculos, evitando así calambres.
Consumí alimentos ricos en hierro, como legumbres, cereales integrales, frutos secos, etc. Mezclalos con alimentos ricos en vitamina C.
Comé alimentos diuréticos como piñas, sandías pepinos.
Comé regularmente vegetales verdes, productos de soja no transgénica y levaduras nutricionales como la de cerveza.
Descansar más, meditar, ejercicio moderado o Yoga.


Etapa preovulatoria
Es la que transcurre desde que se termina la menstruación hasta la ovulación. Siguiendo el ciclo anterior (de veintiocho días), la consideramos desde el día 6 hasta el día 12. Esta etapa es conocida como estrogénica o no fértil. El sistema comienza a generar mucho estrógeno debido a la maduración del folículo dentro del ovario, que se prepara para salir.

Plantas medicinales

Este es el momento en que nos preparamos para ovular. Las siguientes hierbas te pueden acompañar.

Hojas de frambueso: infusión de una cucharada de hojas secas por cada taza. Hasta tres tazas diarias.
Para equilibrarnos ante la pérdida de sangre: Hojas crudas de diente de león en ensaladas o en jugo de hojas frescas.

Tomá mucha agua.
Bajá tu consumo de sal, azúcar y harinas refinadas.
Consumí semillas de sésamo en ensaladas, patés vegetales, salsas o leche.
Frutas cítricas con cáscara incluida, uvas y cerezas.
Dos puñados de semillas frescas de alfalfa cada día durante esta etapa.
En este período contamos con abundante energía, por lo que podemos realizar cualquier actividad física. Hay más resistencia y seguridad.

 

Etapa ovulatoria
Desde el día 13 al 16. La ovulación en sí ocurre en un período de 24 a 48hs. En ese momento, se libera el óvulo del ovario. Luego, si no es fecundado, se libera en la trompa uterina.

Suele considerarse el día 14 como la “cúspide de la fertilidad”. Nuestro nivel de estrógenos ha llegado a su punto máximo y es entonces que se ha activado la hormona luteinizante, que hace que estalle el ovocito maduro hacia afuera del ovario para abrirse camino a través de la trompa uterina.

Bajá tu consumo de sal, azúcar y harinas refinadas.
Evitá el consumo de bebidas gaseosas y grasas trans.
Aumentá el consumo de grasas no saturadas.
Consumí almendras y pistachos.
Consumí proteínas de origen vegetal y cereales integrales.
Incorporá altas dosis de hierro.
Ejercicios: se recomiendan todas las danzas en las que se mueva el útero como danza del vientre o salsa. También Yoga, tai chi o chi kung.


Etapa premenstrual
Desde el día 17 al primero de la menstruación. La pared interna del útero, el endometrio, se había desarrollado para recibir al óvulo fecundado y durante este período se espesa y llena de nutrientes. Cuando no es producida la fecundación, el organismo deja de producir hormonas LH y FSL, por lo que el cuerpo lúteo deja de producir estrógenos y progesterona. Al no recibir estímulo hormonal, el endometrio se desprende, ocurriendo posteriormente la menstruación.

Es una etapa de mucha creatividad, aunque nuestras energías poco a poco comienzan a decrecer y nuestras emociones se intensifican.

Alimentación

Bajá tu consumo de sal, azúcar y harinas refinadas.
Eliminá de tu dieta las carnes rojas, frituras, gaseosas y lácteos, para desintoxicar tu organismo.
Incorporá más frutas y verduras frescas.
Hacé una depuración tomando en ayunas un jugo de zanahoria, por lo menos por una semana antes de la menstruación, debido a que hace más fluida la sangre, evita los cólicos y limpia el organismo.
Incorporá a tu dieta alimentos ricos en vitamina A, como zanahoria, calabaza, salmón, hojas de diente de león, hojas de mostaza, espárragos y pimiento rojo. Esta vitamina ayuda a evitar la aparición de acné, común en esta etapa.
Incorporá alimentos ricos en vitaminas del grupo B, que ayudan a reforzar y equilibrar todo nuestro metabolismo. Se encuentran en los cereales integrales, levadura de cerveza, hígado y legumbres. El estrés hace que esta vitamina se pierda.
Incorporá alimentos que contengan minerales como calcio, magnesio, yodo, hierro, zinc, potasio y selenio.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Calendario

« Junio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30