Comprobado: ponerse de novios engorda Destacado

  • 20 Febrero, 2017
  • Publicado en Vida y Ocio
  • Valora este artículo
    (0 votos)

Un estudio revela que los solteros hacen más ejercicio y que el sedentarismo viene de la mano con el amor. Qué pasa con los que conviven.

 

El amor no llega solo a la vida de las personas: una serie de hábitos nuevos empiezan a aparecer y en la mayoría de los casos atenta contra la buena figura y la vida saludable. Es algo que ya muchos imaginaban pero que hasta ahora no se tenía un registro confiable.

Un estudio realizado por la consultora Método Pronkal, especialmente realizado para San Valentín, prueba que el 75% de las personas que se ponen en pareja cambian radicalmente algunos hábitos saludables como cuidarse con las comidas o salir a correr.

Cientos de personas participaron en el estudio, que se extendió por una semana y arrojó datos contundentes.

El 90% de los hombres solteros piensan que mantienen una alimentación sana, mientras que la cifra baja hasta el 75% en el caso de las mujeres que dicen lo mismo.

Los números cambian radicalmente cuando se ponen en pareja: el 50% de mujeres cree que su alimentación varía poco. El 45% de ellas confesó que su plato cambia radicalmente y los alimentos saludables desaparecen como primer interés por "la comida que esté a alcance de la mano".

La actividad física es otro de los puntos que varía considerablemente entre solteros y en pareja. El 80% de mujeres y el 60% de hombres no hacen suficiente ejercicio físico a la semana cuando están solteros, y, en general, los hombres suelen realizar más actividad física que las mujeres.

Al igual que con la comida, la situación cambia cuando están en pareja: un 70% de los hombres no practican suficiente ejercicio físico a la semana, mientras que en las mujeres este parámetro se mantiene prácticamente igual.

Uno de los datos más curiosos de todo el trabajo se da en el drástico empeoramiento de los hábitos en la fraja etaria de los 36 a los 50 años: el 55% de los encuestados de esta edad afirma comer peor en pareja.

El dato muestra a las claras cómo ponerse en pareja atenta contra la vida saludable, sobre todo la convivencia ya que los menores de 36, que pese a tener pareja pueden no convivir con ella, y los mayores de 50 años confiesan que su alimentación varía poco cuando están de novios.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Calendario

« Abril 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30