Hallan restos de un planeta perdido del Sistema Solar que tenía el tamaño de la Luna

  • 18 Abril, 2018
  • Publicado en Curioso
  • Valora este artículo
    (0 votos)

Están en un meteorito que cayó hace 10 años en el desierto de Sudán y finalizaron de analizar ahora. El astro se habría fragmentado hace unos 4.500 millones de años.

 

 

En octubre de 2008, un telescopio de la NASA situado en Arizona detectó un asteroide que se dirigía hacia la Tierra y divisó que estallaba a 37 kilómetros de altura sobre el desierto de Nubia, en Sudán. Ante la proximidad del hallazgo, los estudiantes de la Universidad de Jartum se ofrecieron como voluntarios para dar con estos fragmentos. Con esfuerzo lograron reunir cincuenta piezas, cuyo tamaño oscilaba entre uno y diez centímetros, para una masa total de 4,5 kilos. Tras unos años de reserva, un grupo de geólogos retomó el análisis y descubrió que “son parte de un protoplaneta del Sistema Solar ya fraccionado”.

El análisis, a cargo de geólogos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Suiza, en colaboración con colegas de Francia y Alemania, empleó una combinación de técnicas avanzadas de microscopía electrónica de transmisión. Al poner estas rocas bajo la lupa divisaron pequeñas inserciones de cristales, diamantes, lo que condujo a pensar que lo que impactó en el desierto de Nubia, era una clase singular de protoplaneta que formó parte de un antiguo planeta del Sistema Solar ya desaparecido. El estudio lo publicó la revista Nature Communications.

Este protoplaneta, de tamaño aproximado al de la Luna, es un cuerpo celeste considerado como un embrión planetario. “Muchos embriones planetarios eran cuerpos del tamaño de Marte, como el que colisionó con la Tierra para dar lugar a la Luna. Otros de ellos continuaron formando planetas más grandes, o colisionaron con el Sol o fueron expulsados del Sistema Solar por completo “, sostuvo Philippe Gillet del equipo de EPFL.

Los científicos han teorizado desde hace tiempo que en sus orígenes, el Sistema Solar estaba compuesto por múltiples planetas, algunos de los cuales eran poco más que una masa de magma. Se piensa que una de esas masas embrionarias llamado Theia, se estrelló contra la joven Tierra y que los restos arrojados por la colisión formaron la Luna.

El asteroide que llegó a la atmósfera terrestre, ahora conocido como 2008 TC3, tenía poco más de cuatro metros de diámetro. Los fragmentos fueron reunidos, tras varios años de rastreo minucioso y catalogados para su estudio en una colección llamada Almahata Sitta, que en árabe significa Estación Seis, por una parada de tren entre Wadi Halfa y Jartum. “Este estudio proporciona evidencia convincente de que el cuerpo parental ureilita era uno de esos grandes ‘perdidos’ planetas antes de ser destruido por colisiones hace unos 4.500 millones de años”, apunto Gillet.

El análisis de los datos expuso que los diamantes tenían sulfitos de cromita, fosfato y hierro-níquel incrustados en ellos, lo que los científicos llaman inclusiones. Se sabe desde hace mucho tiempo que existen dentro de los diamantes de la Tierra, pero ahora se describen por primera vez en un cuerpo extraterrestre.

“Logramos demostrar que esos diamantes grandes no pueden ser resultado de un choque, sino que son el resultado de un crecimiento que ha ocurrido dentro de un planeta”, indicaron los autores.

En Nubia. El objeto que cayó tenía unos 4 metros de diámetro y se fragmentó al entrar en la atmósfera terrestre, a 37 kilómetros de altura. NASA

En Nubia. El objeto que cayó tenía unos 4 metros de diámetro y se fragmentó al entrar en la atmósfera terrestre, a 37 kilómetros de altura. NASA

“Esta teoría explica que este meteorito se formó en el manto de un planeta que se fragmentó. Sin embargo, los especialistas en meteoritos no coinciden con este enfoque sobre como ocurrió la formación planetaria. Lo cierto es que no hay forma de saber con precisión qué ocurrió hace 4.500 millones de años. Por tanto, esta hipótesis hay que tomarla con cautela y saber que es una posibilidad más”, destaca Romina Di Sisto, de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata.

Addi Bischoff, un experto en meteoritos en la Universidad de Muenster, Alemania, que no fue parte del estudio, dijo que los métodos usados para el mismo eran sólidos y la conclusión plausible. Pero agregó que hay que esperar a que se encuentre más evidencia de alta presión sostenida en los minerales alrededor de los diamantes.

Fuente: Clarin.com

Calendario

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31