Guía práctica de los nuevos créditos del Procrear Destacado

  • 20 Julio, 2016
  • Publicado en Real State
  • Valora este artículo
    (0 votos)

Los préstamos se destinarán a la población de determinados ingresos; cómo serán y cuáles son los pasos para adherir

 

Con cuotas que se ajustarán según la inflación y con subsidios de capital, los nuevos créditos hipotecarios del plan Procrear comenzarán a otorgarse en septiembre y estarán dirigidos a familias con ingresos de entre dos y cuatro salarios mínimos, que podrán financiar la compra de una vivienda ya construida, sea nueva o usada. El programa denominado Solución Casa Propia (que convivirá, dentro del Procrear, con las líneas de créditos de Desarrollos Urbanísticos y Lotes con Servicios) fue anunciado el lunes pasado e implica adherir el Procrear al esquema de créditos ajustables por el índice de precios, que fue habilitado por el Banco Central en abril. A continuación, los detalles de cómo se prevé que será instrumentado.

-¿Quiénes podrán postularse?

-El plan está destinado a familias con ingresos netos de entre dos y cuatro salarios mínimos. Hoy eso equivale a montos de 13.620 a 27.240 pesos mensuales, que en septiembre subirán a 15.120 y 30.240 pesos. Otros requisitos: tener entre 18 y 55 años; ser argentino nativo o nacionalizado, o tener residencia permanente; no ser propietario de ningún inmueble y contar con al menos un año de antigüedad en el empleo (si se trata de un asalariado) o en la actividad (si se es autónomo o monotributista). En el caso del monotributo se requiere seis meses de permanencia previa en la misma categoría.

-¿Cómo serán los créditos?

-Estarán nominados en Unidades de Vivienda (UVI), la unidad de cuenta creada por el Banco Central para impulsar el mercado hipotecario. Las UVI se actualizan según la inflación, aunque existe un proyecto para habilitar su ajuste por otro índice (ver aparte). Lo que permite este sistema es que los bancos fijen cuotas iniciales más bajas que en los préstamos tradicionales, ya que el mecanismo de ajuste le da cobertura al banco frente a la inflación. Al estar fijado en esta unidad, el crédito tendrá cuotas que se ajustarán automáticamente. Por tanto, que la inflación muestre una tendencia a la baja será fundamental para el desarrollo de estas operaciones. Desde el 31 de marzo el valor de la UVI se incrementó un 11,67% y sólo en el último mes, un 3,8%. Los créditos serán otorgados por los bancos participantes, que aplicarán un interés del 5% anual promedio y otorgarán plazos de hasta 10, 15 o 20 años. El valor máximo de la vivienda a financiar será de $ 1,5 millones, una cifra que se actualizará periódicamente en función de la evolución de la UVI, según comentaron fuentes de la Anses, que agregaron que se trabaja una regionalización del tema, dada la heterogeneidad del sector inmobiliario.

-¿Con cuánto dinero debe contarse para llegar al crédito?

-Como no se financia el total del valor de la vivienda (algo que ocurre siempre con los créditos hipotecarios) se debe tener un ahorro previo de 10% del valor de la propiedad (si éste es de hasta $ 1 millón) o del 15% (si el valor es de entre 1 y 1,5 millones de pesos).

-¿Cuál será la ayuda del Estado?

-El Estado dará, a manera de subsidio, un monto que será de $ 300.000 para viviendas de hasta $ 1 millón, o de $ 200.000 si el valor es de entre $ 1 y $ 1,5 millones, siempre que se trate de un solicitante con menores a cargo. Si no hay niños, la ayuda será de $ 200.000 o $ 100.000 según el valor del inmueble. Por ejemplo, si la vivienda cuesta $ 1,2 millones y hay menores de edad, el solicitante se hará cargo de $ 180.000, el Estado pondrá un capital de $ 200.000 y el préstamo será por $ 820.000. Según se anunció, se asignarán en subsidios, en una primera etapa, $ 5000 millones para 25.000 créditos.

-¿De cuánto serán las cuotas?

-El pago inicial no podrá superar el 25% del ingreso neto del deudor.

-¿Cuáles son los pasos para postularse y acceder al crédito?

-El postulante debe inscribirse y completar un formulario enwww.procrear.anses.gob.ar/casa-propia (previamente se debe contar con la clave de la seguridad social que se gestiona en www.anses.gob.ar, haciendo clic en el apartado "Mi Anses" y siguiendo los pasos que se van describiendo). Luego, al solicitante le será asignado un puntaje según la situación socioeconómica de la familia. Si en el momento de la adjudicación resulta beneficiada, la persona tendrá 60 días para elegir un banco y solicitar el crédito. Una vez aprobada la operación habrá un plazo de 6 meses para encontrar la propiedad que se va a comprar. Al momento de escriturar se recibirá el subsidio estatal.

-¿Qué información pide el formulario de inscripción?

-Son datos sobre la situación social y económica, que serán validados con cruces de información que tienen la Anses, la AFIP y el Banco Central.

-¿Cómo es el sistema de puntaje?

-En la Anses dijeron a LA NACION que en los próximos días se publicará en la Web cuáles serán los parámetros de la puntuación. Se considerarán variables como la edad, si hay hijos a cargo o casos de invalidez, o si se cobran ingresos de la seguridad social. Tras la selección, cada postulante recibirá por mail el dato de su puntaje y el del usado como línea de corte en la adjudicación. "A mayor necesidad, más puntos", resumió el subsecretario de Vivienda, Iván Kerr.

-¿Con qué frecuencia habrá adjudicaciones?

-Serían semestrales; la primera se haría a mediados de septiembre.

-¿Qué bancos participarán?

-En principio estarían los que están otorgando o anunciaron que otorgarán créditos en UVI. Consultados por LA NACION, confirmaron su participación los bancos Ciudad, Provincia, Macro, Galicia, Hipotecario, BBVA Francés, Santander Río, Supervielle (que ya dan préstamos), el ICBC y el HSBC (próximos a ofrecerlos).

-¿Habrá un límite a la actualización del valor de las cuotas?

-Sí. El sistema de créditos en UVI prevé que si en alguna oportunidad la suba de la cuota según la evolución del CER (coeficiente que sigue a la inflación) supera en un 10% al incremento que se produciría en caso de hacer la actualización según la suba de un índice salarial, el banco deberá ofrecer una extensión del plazo de pago.