La familia Rocca compró una siderúrgica en Río de Janeiro por US$ 1.582 millones

  • 23 Febrero, 2017
  • Publicado en Empresas
  • Valora este artículo
    (0 votos)

Tras 8 meses de negociaciones, Ternium, de los Rocca, cerraron ayer en Bruselas la compra de Siderúrgica do Atlántico, una fábrica de última generación de la alemana Thyssenkrupp.

 

La familia Rocca, dueña del 70% de Ternium, la mayor acería de América Latina, compró por 1.582 millones de dólares el 100% de Siderúrgica do Atlántico, una compañía del grupo alemán Thyssenkrupp con base en el estado de Río de Janeiro.

Ternium se queda así con una joya entre las fábricas de aceros semielaborados, que la propia Thyssenkrupp construyó e inauguró 5 años atrás en Río.

“La compra nos permite acentuar nuestra diferenciación y aportar nuevas oportunidades de integración para la fabricación de productos de acero sofisticados”, dijo el CEO de Ternium, Daniel Novegil desde Bruselas.

El anuncio de la compra de Siderúrgica do Atlántico lo realizó Novegil en la madrugada de Bélgica, donde se realizó el anuncio de los resultados 2016 de Ternium. Hoy, antes de la apertura de la Bolsa de Nueva York, los ejecutivos de Ternium anunciarán a los analistas de Wall Street los detalles de la operación con Thyssenkrupp.

La compañía de los Rocca presentó ayer en Bruselas los resultados del 2016, con un dato clave: tuvo ingresos netos por US$ 706.9 millones, comparados con los US$ 59.8 millones de 2015.

Semejante diferencia se explica por mayores ingresos operativos, mejores resultados de empresas no consolidadas y menores gastos financieros netos. Ternium tuvo ingresos operativos 80% mayores en 2016 que un año atrás, y un crecimiento de su EBIDTA del 44% año contra año. Para los inversores significó un crecimiento en los dividendos que saltó de US$ 0,04 en 2015 a US$ 3.03 el año pasado.

En la actualidad, la compañía tiene un EBIDTA de unos US$ 1.500 millones, con una deuda de US$ 900 millones.

La planta de Río produce 5 millones de toneladas de acero por año, casi la mitad de las 11 millones de toneladas anuales que vende Ternium hasta ahora.

La empresa adquirida fabrica aceros semielaborados o Slabs, placas que luego se destinan, por ejemplo, a la fabricación de electrodomésticos.

Ternium vale en la bolsa de Nueva York algo más de 5.000 millones de dólares y tienen ventas anuales por 10.000 millones de dólares, sumando las producciones de sus plantas de Argentina, México, Colombia, Venezuela y Estados Unidos.

Esta es la mayor operación de compra de Ternium en los últimos años. En México compraron, en 2005 y 2007, las acerías Hylsa e Imsa, por 1.800 y 2.000 millones de dólares, respectivamente. En 2012, invirtieron 2.700 millones de dólares para quedarse con el paquete de control de Usiminas, la mayor siderúrgica de Brasil, en sociedad con Nippon Steel & Sumitomo.

La operación de compra de Siderúrgica do Atlántico fue comandada directamente por los ejecutivos de Ternium, que apuntan a cerrar la operación entre el 30 de julio y el 30 de septiembre de este año, una vez que hayan elegido a los bancos que financiarán la adquisición.

De los US$ 1.582 millones acordados con Thyssenkrupp, US$ 1.200 millones se pagan en cash y el resto es deuda que asume Ternium.

El cierre de la compra, una vez firmados los contratos que anunció el CEO de Ternium, está sujeto a las autorizaciones antitrust de varios países, incluyendo Brasil, Alemania y Estados Unidos.

Adicionalmente a la venta de Siderúrgica do Atlántico, Thyssenkrupp transferirá a Ternium un contrato de suministro por dos millones de toneladas de planchones al año provenientes de la planta de laminación en Calvert, Alabama, Estados Unidos que perteneciera a Thyssenkrupp.

La fábrica que ayer compró Ternium es una productora de planchones de acero, con una planta siderúrgica localizada en el estado de Río de Janeiro, y tiene una capacidad anual de producción de planchones de alta gama de cinco millones de toneladas, un puerto de aguas profundas y una planta de generación de energía eléctrica de ciclo combinado de 490 MW.

Ternium, la empresa del grupo familiar que comanda Paolo Rocca (30% cotiza en Nueva York y el resto es de la familia), comenzó en 1998 el proceso de transformación en el gigante actual de los aceros planos, cuando compró la venezolana Sidor.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.