Cómo cuidarse antes de las fiestas

  • 06 Diciembre, 2017
  • Publicado en Sociedad
  • Valora este artículo
    (0 votos)

Todo diciembre es mes de brindis, cenas, cócteles, para despedir el año y prepararse para el que llega. Según los nutricionistas, en vísperas de navidad y año nuevo se suele comer hasta cinco veces más calorías que en una cena normal, lo que luego se refleja en la balanza con los famosos "kilitos de más".

 

¿Qué estrategias implementar para no caer en atracones que echen por tierra el equilibrio del plan alimentario de todo el año?  

Los especialistas  coinciden en no perderse los espacios de reunión, típicos de esta fecha, pero acercan algunos tips para comer de todo sin aumentar de peso. 

No hay porqué prohibirse ninguna fiesta, pero hay que comer de modo equilibrado, trabajar sobre los excesos. 

Sin ayunos. Una recomendación básica: ante una cena especial, no hacer ayunos el resto del día, sino respetar un mínimo de 4 comidas, aunque livianas para compensar los excesos calóricos de la noche. 

Generalmente, nos salteamos comidas porque sabemos que después vamos a comer mucho, es un error; ayuno-atracón es una dañino para el organismo.

Si, por ejemplo, a la noche se come abundante, al mediodía conviene elegir algo liviano como una ensalada.

Achicar porciones. A la hora de sentarse a la mesa, lo central es cuidar las cantidades. La moderación es básica, las porciones deben ser chicas y si queremos repetir que sea fruta o verdura lo que repitamos.

Siempre hay que proponerse dejar en el plato la mitad de lo que uno se sirvió, porque a diferencia de lo que nos decían nuestros abuelos, que venían de épocas de guerra y por eso tenían la consigna de no dejar nada en el plato, nosotros debemos generar el hábito de comer la mitad, porque estamos comiendo muchísimo.

Calmar la ansiedad. Cuando llegamos, es bueno empezar a comer algo que nos de saciedad, como por ejemplo, una ensalada verde abundante, aunque midiendo la cantidad de aceite.

Cuando estamos con el plato principal se  sugiere intercalar agua entre bocado y bocado; la sensación de saciedad del estómago llega más rápido.

Para quienes disfrutan de acompañar la comida con alcohol, conviene poner el vaso con agua del lado derecho del plato, más al alcance de la mano; del lado izquierdo, la copa de vino; así se reduce la ingesta de alcohol, que es una fuente líquida de calorías.

Los nutricionistas reconocen que más que una cuestión de apetito, lo que hay que aprender a manejar es la ansiedad que despierta la comida. 

Hay que procurar generar la sensación de saciedad, que no viene dado por cuánto se come, sino por el tiempo en que se tarda en comer. 

La ingesta debe ser lenta para darse tiempo de sentir saciedad, que llega 10 minutos después.

Saber comprar. Para evitar las tentaciones durante este mes de las fiestas, hay que ir al supermercado con un listado, no recorrer, porque todo tienta en esta época en la que uno está con el espíritu generoso.

No abandonar la actividad física.

Si los gimnasios cierran, hay que hacer el esfuerzo de salir a caminar.

No hay misterios en la ecuación: si son días de mayor ingesta de comidas calóricas recomiendan compensar con otras livianas y con toda la actividad física que se pueda.

Calendario

« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31