Por una lucha conjunta de todos los trabajadores contra los despidos y la reforma laboral

  • 11 Abril, 2018
  • Publicado en Gacetillas
  • Valora este artículo
    (0 votos)

La avanzada contra el convenio químico dio otro paso con el Concurso Preventivo de Crisis presentado por Pampa Energía, la empresa lindera a Monsanto en Ruta 6. Ya desde fines de 2017, cerraba Lanxess y este año podría sumarse Bayer, otras como DAK anunciaban su intención de modificaciones al convenio para flexibilizarlo y acondicionarlo a sus requerimientos de mayor explotación.

 

Agrofina entró en un conflicto originado en la aplicación de hecho de la reforma laboral, algo que ya pone en práctica Siderca a pesar de la reactivación y la alta ocupación de su capacidad productiva. De manera intempestiva Agrofina pretende flexibilizar al personal, lo que ocasionó rechazo pleno en los obreros y luego la represalia empresaria con un despido. El paro no tardó en llegar, más la esperada conciliación llegó con el compañero despedido afuera. Luego Agrofina aplica una especie de lock out para luego decretarse un nuevo paro al que se pliegan jerárquicos.

Papelera anuncia una ampliación de la filial Zárate pero, se dice que solo estructural, sin tomar personal, esto indicaría una flexibilización hacia adentro de planta.

Hiper que también presentan crisis. Si bien el comercio local ha bajado su actividad, por el desempleo generado desde hace 4 años y por el aumento galopante de los alimentos y servicios, la jugada de Carrefour está en línea con el resto de los reclamos capitalistas de recuperar su tasa de ganancia a costa de una mayor explotación de empleados y de la destrucción de la competencia, explicitando en esto una cierta tendencia monopolista.

La avanzada conjunta de las patronales y los gobiernos busca no solo una profundización de la explotación obrera y la implosión de los salarios, va por una colaboración de los gremios para dejar pasar sus ajustes y en caso de una mínima organización independiente en los sindicatos, destruirla.

Desocupados 

El movimiento de desocupados no tiene una organización que los nuclee a la manera del Polo Obrero y son cerca de 5000 despedidos en los últimos años; la lucha por el trabajo genuino no debe dejarse de lado, en una ciudad que hace alarde de la obra pública pero que solo destina un 8% de su presupuesto para ello, quedando en el tintero la construcción de planes de vivienda y obras que ocuparían a gran parte de los trabajadores de la construcción y servicios.

 

El Estado, sigue siendo un gran generador de trabajo en negro y precarizado, fomentando el monotributismo y los sistemas becarios. Los municipales tienen sus propios problemas con paritarias a la baja por decreto y condiciones de trabajo penoso no reconocido como en el cementerio. La tercerización en recolección de residuos y otros servicios no han arrojado soluciones al vecino, a la vista están los permanentes conflictos de ese sector.

 

Como enfrentamos el plan contra los trabajadores.

El empresariado local, a tono con el capital nacional e internacional apuesta a flexibilizar convenios, profundizar la explotación y atacar los salarios.

Los trabajadores debemos solidarizarnos con los conflictos en marcha, repudiar los despidos y defender el salario, pugnando por paritarias sin techo y la defensa de cada puesto de trabajo con la ocupación en caso de cierre.

La ocupación de fábricas que cierran, es la medida más extrema para defender las fuentes de trabajo, pero también es una lucha sindical y política contra un régimen que se lleva puesto el derecho al trabajo, nuestra forma de subsistencia. Debemos explicar las condiciones, el significado de la ocupación y preparar a cada compañero para llevarla adelante.

Se hace necesario una respuesta de conjunto, un frente común de lucha de los trabajadores de todas las fábricas, de todos los sindicatos y en ese sentido inscribimos la necesidad de un Congreso de Bases de trabajadores de la CGT y la CTA para delinear un plan de lucha que derrote el plan de guerra de Macri y los gobernadores contra la base obrera. Un plan de lucha que dé inicio con un paro activo nacional, hasta llegar a las condiciones para una huelga general que de por tierra con el plan de ajuste que el FMI y la UIA le imponen como mandato al gobierno.

Abajo los despidos. Ni un cierre más. Ocupación de toda fábrica que despida masivamente o cierre. Por un plan de obras y organización del movimiento de desocupados.

Partido Obrero Zarate

Calendario

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31